• Alejandro Hernández.

Parece que el Tribunal Supremo se aclara sobre la forma de calcular la indemnización por despido de


El trabajador que prestaba servicios para la empresa desde el 22-9-1988, fue despedido por motivos económicos con efectos desde 19-6-2013. El despido fue declarado improcedente mediante sentencia confirmada en suplicación, fija la correspondiente indemnización alternativa a la readmisión en la siguiente forma: se tienen en cuenta los períodos de prestación de servicios anteriores a 12-2-2012 (23 años y 5 meses), a razón de 45 días por año de servicio, y en cuanto la cuantía supera los 720 días (tope indemnizatorio tras la L 3/2012), pero es inferior al tope de 42 mensualidades, añade, a efectos indemnizatorios, el período de prestación de servicios desde el 13-2-2012 hasta el 19-6-2013 sumando ambas cantidades.

Contra la sentencia se recurre en casación para la unificación de doctrina por la empresa al entender que cuando la indemnización correspondiente al período de prestación laboral anterior al 12-2-2012 supera los 720 días no puede incrementarse con el período de prestación posterior al 12-2-2012 (entrada en vigor de la L3/2012)

La cuestión controvertida consiste por tanto en determinar la forma de cálculo de la indemnización por despido improcedente cuando existen periodos de trabajo anteriores al 12-2-2012, y por tanto en torno a la interpretación de la L 3/2012 disp.tran.5ª (actualmente ET disp.trans.11ª)

EL TS aplica su doctrina anterior (TS 18-2-2016, EDJ 15813) y declara que la disposición transitoria debe interpretarse en la siguiente forma:

a) Solo se aplica a los supuestos en que el contrato se ha celebrado con anterioridad a 12-2-12;

b) Si se toman en cuenta periodos de servicio anteriores y posteriores al 12-2-2012 la indemnización resultante no puede ser superior a 720 días de salario.

c) Excepcionalmente, este tope de 720 días puede superarse cuando por el periodo anterior a 12-2-2012 ya se ha devengado una cuantía superior; y en sentido contrario si por el periodo de prestación de servicios anterior a 12-2-2012 no se ha sobrepasado el tope de 720 días tampoco puede saltarse como consecuencia de la posterior actividad.​

d) Si los 720 días indemnizatorios se superan atendiendo a los servicios prestados antes de 12-2-2012 hay que aplicar un segundo tope: el correspondiente a lo devengado en esa fecha. A su vez, esta cuantía no puede superar las 42 mensualidades.

f) Quienes a 12-2-2012 no habían alcanzado los 720 días indemnizatorios (con el módulo de 45 días por año) siguen devengando indemnización por el periodo posterior (con el módulo de 33 días). El referido tope de los 720 opera para el importe global derivado de ambos periodos.

g) El cálculo de cada uno de los dos periodos es autónomo y se realiza tomando en cuenta los años de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año

Aplicando esta doctrina, el TS estima el recurso de casación para la unificación de doctrina planteado por la empresa ya que el trabajador por su antigüedad, ya había completado el derecho a percibir una indemnización que supera el tope de 720 días de salario en el primer tramo, y aplicando lo anterior su importe ya no podía ser incrementado como consecuencia de la actividad posterior.​


© 2015 por Montelirio Abogados.

SÍGUENOS:

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon