• Elio Domínguez

Declarada la nulidad de la hipoteca multidivisa de un piloto de líneas aéreas

Nuestra firma ha obtenido una sentencia en que se declara la nulidad de una hipoteca multidivisa en la que los prestatarios eran piloto de líneas aéreas (jubilado en el momento de interponer la demanda) y ama de casa.


El 16 de marzo de 2007 suscriben un préstamo hipotecario con Banco Popular Español (actualmente Banco Santander) por importe de 1.500.000 euros. en garantía constituyen hipoteca sobre dos viviendas, la vivienda habitual del matrimonio y otra que adquirieron ese mismo día.


La finalidad del préstamo hipotecario fue la adquisición de una segunda vivienda. No obstante, los prestatarios actuaron como consumidores pues no actuaron con una finalidad empresarial, sino que “la finalidad era satisfacer sus necesidades privadas lo que no deja de ser un acto de consumo”. (Sentencia de primera instancia).


En marzo de 2016, a pesar de haber abonado todas las cuotas correspondientes pactadas durante más de NUEVE años (272.394,94 euros en capital amortizado y 112.531,20 euros en intereses), los prestatarios adeudaban a BANCO POPULAR la cantidad de 1.555.109,73 euros. Es decir, no solo no habían visto disminuir la deuda inicialmente contraída, sino que por el contrario la misma se había incrementado. En concreto, la deuda era de un 16%, esto es, 218.353,09 euros, más de la deuda que tendrían de haber firmado una hipoteca convencional.


El informe pericial aportado con la demnada reseñaba lo siguiente: “el efecto de la cláusula multidivisa ha supuesto a los prestatarios un mayor pago de 13.210,44 euros en las cuotas de la hipoteca acompañado de un menor capital amortizado por importe de 218.353,09 euros, es decir, un total perjuicio de 231.563,53 euros” hasta marzo 2016.


En su sentencia, la Audiencia Provincial concluye:

  • Que la iniciativa de la contratación partiera del prestatario es algo irrelevante a los efectos de determinar si el banco cumplió́ con la obligación de informar.

  • Que el préstamo multidivisa se contratara en el marco de unas condiciones negociadas por la entidad bancaria con el sindicato de pilotos no significa que éste fuera informado de los riesgos inherentes a este producto, esencialmente el antes citado riesgo de tipo de cambio.

  • El clausulado de la escritura no tiene per se la cualidad de acreditar el cumplimiento del deber de información por parte del banco, pues se trata de cláusulas prerredactadas que no suplen el deber de información del banco si no se acredita que con la antelación suficiente el prestatario fue advertido convenientemente de los riesgos de la contratación del producto, especialmente los derivados del aumento del capital, información que no se entiende suplida por la mera lectura de las cláusulas por parte del Notario que autorizó la escritura.

  • Las declaraciones de los empleados de la entidad bancaria son manifestaciones que carecen de las condiciones de objetividad e imparcialidad exigibles a un testigo, dada la existencia de una relación de dependencia del testigo con el banco, y la circunstancia de que intervinieron en la propia comercialización del producto, por lo que es innegable que existe un interés por su parte.

  • Los extractos remitidos por la entidad bancaria, efectivamente vienen a demostrar el conocimiento de los riesgos derivados de la hipoteca multidivisa, pero con posterioridad a la firma del préstamo hipotecario, por lo que son irrelevantes para el presente procedimiento, en el que lo que ha de valorarse es la existencia de una información precontractual suficiente al prestatario sobre los riesgos derivados de la contratación de dicho producto.

  • El prestatario no fue convenientemente informado de la significación de la cláusula multidivisa con carácter previo a la firma del préstamo hipotecario, y por tanto la cláusula es nula, aquejada de una nulidad absoluta, que no se extiende a la totalidad del préstamo hipotecario sino únicamente a los aspectos contractuales del préstamo relacionados con el clausulado multidivisa, que se tendrán por no puestos.

Según nuestros expertos en Derecho bancario, esta sentencia tiene gran relevancia por los pronunciamientos a que llega el Tribunal de apelación y guiará las resoluciones que se produzcan en el futuro la defensa del consumidor sobre esta materia.

8 visualizaciones0 comentarios