• Alejandro Hernández

La “segunda oportunidad” en el texto refundido de la Ley Concursal.



1. ¿Qué es la “segunda oportunidad”?


El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (en adelante, “BEPI”), coloquialmente conocido como “segunda oportunidad”, es un mecanismo por el cual se permite que el deudor declarado en concurso pueda liberarse y cancelar la totalidad de las deudas pendientes, tanto privadas como públicas.


2. ¿Dónde se regula?

El nuevo Real Decreto Legislativo 1/2020, de 5 de mayo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Concursal ha regulado el BEPI en los artículos 486 a 502.


3. ¿A quiénes se aplica?

El deudor persona natural podrá solicitar el BEPI una vez se produzca la conclusión del concurso por finalización de la fase de liquidación de la masa activa o cuando concluya por ser ésta insuficiente para satisfacer los créditos contra la masa.


4. ¿A qué regímenes pueden acogerse los deudores?

El nuevo texto refundido de la Ley Concursal prevé dos tipos de regímenes: uno general y otro especial.

A modo de introducción, podemos señalar que al régimen general podrán acogerse aquellos deudores concursales que hayan satisfecho íntegramente sus créditos privilegiados y contra la masa. Por su parte, quienes no reúnan este requisito solo podrán optar al régimen especial.

Tanto en uno como en otro régimen los efectos que se producen sobre los acreedores concursales son similares, salvando las diferencias que a continuación se expondrán.


5. ¿Cuándo entra en vigor el nuevo mecanismo de “segunda oportunidad”?

El nuevo mecanismo del BEPI incorporado por en el texto refundido de la Ley Concursal entrará en vigor hasta el 1 de septiembre de 2020, con el fin de que todos los operadores jurídicos tengan tiempo suficiente para conocerlo en profundidad.


6. Régimen general del BEPI


A) ¿Cuáles son los requisitos para acogerse al BEPI?


i. Presupuestos subjetivos


El deudor persona natural puede solicitar el BEPI siempre que sea de buena fe y, para que éste pueda ser considerado como tal, debe darse cumulativamente los dos siguientes presupuestos:

1.º Que el concurso no haya sido declarado culpable. No obstante, si el concurso hubiera sido declarado culpable por haber incumplido el deudor el deber de solicitar oportunamente la declaración de concurso, el juez podrá conceder el beneficio atendiendo a las circunstancias en que se hubiera producido el retraso.

2.º Que el deudor no haya sido condenado en sentencia firme por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso. Si existiera un proceso penal pendiente, el juez del concurso deberá suspender la decisión respecto a la exoneración del pasivo insatisfecho hasta que recaiga resolución judicial firme.


ii. Presupuesto objetivo


Además de los anteriores presupuestos, para la concesión del BEPI es imprescindible que el deudor hubiera satisfecho íntegramente en el concurso de acreedores los créditos contra la masa y los créditos concursales privilegiados y, si se dan los requisitos necesarios para poder hacerlo, que haya celebrado o, al menos, intentado un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores.

En el caso de que el deudor, pudiendo hacerlo, no hubiese intentado el acuerdo extrajudicial de pagos previos con sus acreedores, podrá igualmente acogerse al BEPI si en el concurso se hubieran abonado el 25% de los créditos ordinarios, además evidentemente de satisfacer íntegramente los créditos privilegiados y contra la masa.


B) ¿Cuál es el procedimiento?


i. La solicitud del BEPI


El primer paso consiste en que el deudor solicite ante el Juez del concurso el BEPI dentro del plazo concedido a las partes para oponerse a la petición de conclusión del concurso.

En la solicitud el deudor deberá justificará que se cumplen los requisitos mencionados anteriormente, esto es, que es de buena y que se han satisfecho íntegramente los créditos contra la masa y los privilegiados, así como que se ha intentado el acuerdo extrajudicial de pago con los acreedores.


ii. Plazo para alegaciones


Una vez formulada la solicitud, el LAJ la trasladará a la administración concursal y a los acreedores personados para que dentro del plazo de 5 días formulen alegaciones relativas a la concesión del beneficio.

A continuación, el LAJ trasladará al deudor de los escritos que se hubieran presentado para que manifieste si mantiene su solicitud o si, desistiendo de ella, opta por la exoneración mediante la aprobación judicial de un plan de pagos. Si no manifiesta lo contrario, se entenderá que el deudor mantiene la solicitud inicial. Si optara por esta posibilidad, deberá acompañar propuesta de plan de pagos, tramitándose la solicitud conforme a lo establecido en la sección siguiente.


iii. Resolución de la solicitud


Si la administración concursal y los acreedores personados muestras su conformidad a la solicitud del deudor o no se oponen a ella, el Juez del concurso concederá el BEPI en la resolución que declare la conclusión del concurso, salvo que advierta la falta de alguno de los presupuestos y requisitos antes mencionados.

La oposición solo podrá fundarse en la falta precisamente de alguno de esos los presupuestos y requisitos y se sustanciará por el trámite del incidente concursal.

No podrá dictarse auto de conclusión del concurso hasta que la resolución del incidente concediendo o denegando el BEPI solicitado sea firme.

C) ¿Hasta dónde se extiende el BEPI?


El BEPI se extenderá a la totalidad de los créditos insatisfechos, exceptuando los créditos de derecho público y por alimentos.

No obstante, en caso de que el deudor, pudiendo hacerlo, no hubiese intentado un previo acuerdo extrajudicial de pagos, se extenderá al 75% de los créditos ordinarios y a la totalidad de los subordinados.


D) ¿Puede revocarse la concesión del BEPI?


Cualquier acreedor concursal puede solicitar del Juez del concurso la revocación del BEPI si, durante los 5 años siguientes a su concesión, se demuestra que el deudor ha ocultado bienes, derechos o ingresos, salvo que fueran inembargables según la LEC. Esta solicituda se tramitará según los cauces del juicio verbal.

Si el Juez acuerda la revocación del BEPI, los acreedores recuperarán la plenitud de sus acciones frente al deudor para hacer efectivos los créditos no satisfechos a la conclusión del concurso.


7. Régimen especial de exoneración


A) ¿En qué consiste el régimen especial de exoneración del pasivo insatisfecho?


El régimen especial de exoneración se trata de un mencanismo que permite que el deudor de buena fe que no haya satisfecho íntegramente los créditos privilegiados y contra la masa, pueda también solicitar el BEPI mediante su compromiso a cumplir un plan de pagos de sus acreedores concursales el cual tendrá que ser aprobado por el Juez.


B) ¿Qué requisitos deben darse?


Esta régimen especial previsto en la Ley Concursal exige que el deudor, además de ser de buena fe, cumpla los siguientes requisitos:

1.º No haber rechazado dentro de los 4 años anteriores a la declaración de concurso una oferta de empleo adecuada a su capacidad.

2.º No haber incumplido los deberes de colaboración y de información respecto del juez del concurso y de la administración concursal.

3.º No haber obtenido el BEPI dentro de los 10 últimos años.


C) ¿Cómo se tramita?


i. Solicitud


En la solicitud de exoneración del pasivo insatisfecho, el deudor deberá aceptar de forma expresa someterse al plan de pagos que resulte aprobado por el juez y que la concesión de este beneficio se haga constar en el Registro público concursal durante un plazo de 5 años.


ii. Propuesta de plan de pagos


A dicha solicitud, deberá acompañarse una propuesta de plan de pagos de los créditos contra la masa, de los créditos concursales privilegiados, de los créditos por alimentos y de la parte de los créditos ordinarios que incluya el plan. Respecto a los créditos de derecho público, la tramitación de las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento se regirá por su normativa específica.

De igual manera, en la propuesta de plan de pagos se exige la inclusión del calendario de pagos de los créditos que, según esa propuesta, no queden exonerados, los cuales deben efectuarse dentro de los 5 años siguientes a la conclusión del concurso, salvo que tengan un vencimiento posterior.

También conviene resaltar que los créditos es estén incluidos en la propuesta de plan de pagos no devengarán intereses.


iii. Aprobación del plan de pagos.


Una vez presentadas la solicitud y la propuesta del plan de pagos, el Letrado de la Administración de Justicia los trasladará a la administración concursal y a los acreedores personados por un plazo de 10 días, para que aleguen cuanto estimen oportuno en relación con la concesión del beneficio.

Presentadas las alegaciones o transcurrido el plazo antes mencionado, el Letrado de la Administración de Justicia trasladará al deudor los escritos presentados para que, dentro del plazo que al efecto le conceda, manifieste si mantiene el plan de pagos o lo modifica atendiendo en todo o en parte a lo alegado.

A continuación, las actuaciones se remitirán al Juez del concurso, quien tras verificar que se cumplen los presupuestos y requisitos necesarios para la obtención del beneficio, en la misma resolución en la que declare la conclusión del concurso, concederá provisionalmente el BEPI y aprobará el plan de pagos propuesto o con las modificaciones que estime oportunas, sin que en ningún caso el periodo de cumplimiento pueda ser superior a 5 años.


D) Extensión de la exoneración en caso de plan de pagos


El BEPI concedido a los deudores que aceptaron someterse al plan de pagos se extenderá a la parte insatisfecha de los siguientes créditos:

1.º Los créditos ordinarios y subordinados pendientes a la fecha de conclusión del concurso, aunque no hubieran sido comunicados, exceptuando los créditos de derecho público y por alimentos.

2.º Respecto a los créditos con privilegio especial, el importe de los mismos que no haya podido satisfacerse con la ejecución de la garantía, salvo en la parte que pudiera gozar de privilegio general.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que lo anterior no se aplica a las solicitudes de aplazamiento o de fraccionamiento del pago de los créditos de derecho público, las cuales se regirán por su normativa específica.


E) Revocación de la exoneración en caso de plan de pagos.


Durante el plazo previsto para cumplir el plan de pagos, cualquier acreedor concursal puede solicitar al juez del concurso la revocación de la exoneración del BEPI por los siguientes motivos:

  1. 1. Si el deudor incumple el plan de pagos.

  2. 2. Si mejora sustancialmente la situación económica del deudor por causa de herencia, legado o donación, o por juego de suerte, envite o azar, de manera que, sin detrimento de la obligación de satisfacer alimentos, puede pagar todos los créditos exonerados.

  3. 3. Si el deudor incurre en causa que hubiera impedido la concesión del beneficio por falta de los requisitos establecidos para poder ser considerado deudor de buena fe.

  4. 4. Si el deudor oculta la existencia de bienes o derechos o de ingresos


F) Exoneración definitiva de las deudas


Una vez que transcurra el plazo establecido para cumplir el plan de pagos sin que tal beneficio haya sido revocado, el deudor puede pedir al Juez del concurso que dicte auto por el que conceda la exoneración definitiva del pasivo insatisfecho.

De igual manera, aunque el deudor no haya cumplido en su integridad el plan de pagos, el juez podrá conceder la exoneración definitiva del pasivo insatisfecho, previa audiencia de los acreedores y atendiendo a las circunstancias, si aquel hubiese destinado a su cumplimiento, al menos, la mitad de los ingresos percibidos durante el plazo de 5 años desde la concesión provisional del beneficio que no tuviesen la consideración de inembargables o la cuarta parte de dichos ingresos cuando se encuentre en situación de especial vulnerabilidad conforme a lo dispuesto en el Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, respecto a los ingresos de la unidad familiar y circunstancias familiares de especial vulnerabilidad.

La resolución por la que se conceda la exoneración definitiva del pasivo insatisfecho se publicará en el Registro público concursal, sin que quepa recurso alguno contra ella.


8. ¿Qué efectos tiene el BEPI?


A) Efectos sobre los acreedores


Los acreedores que vean sus créditos extinguidos a consecuencia del BEPI no podrán iniciar ningún tipo de acción frente al deudor para el cobro de los mismos.


B) Efectos sobre los bienes conyugales comunes


Cuando el deudor este casado en régimen de sociedad de gananciales o cualquier otro de comunidad de bienes, la exoneración beneficiará a los bienes comunes respecto de los créditos anteriores a la declaración de concurso frente a los que debieran responder esos bienes, aunque el otro cónyuge no hubiera sido declarado en concurso.

Esta regla también resultará aplicable a los bienes de la sociedad o comunidad conyugal que haya sido disuelta en tanto que no sea liquidada.

No obstante lo anterior, los acreedores conservarán su facultad de dirigirse contra el patrimonio privativo del cónyuge del deudor por sus deudas propias en tanto no haya obtenido este el BEPI.


C) Efectos sobre los obligados solidarios y los fiadores.


La exoneración no afectará a los derechos de los acreedores frente a los obligados solidariamente con el deudor y frente a sus fiadores o avalistas.

Estos fiadores o avalistas no podrán invocar el BEPI obtenido por el deudor ni subrogarse por el pago posterior a la liquidación en los derechos que el acreedor tuviese contra aquel, salvo que se revocase la exoneración concedida.


670 vistas

© 2015 por Montelirio Abogados.

SÍGUENOS:

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon